Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Protección UV

 

 

 



Aparte de ser bonitas, las gafas de sol ofrecen mucho más

El sol está generalmente asociado al placer, el bienestar y la salud. Nos vemos mejor bronceados, ¿verdad?. Pero el sol no aporta beneficios para los ojos, no se ponen morenos, es perjudicial.

Si proteges tu piel de los rayos del sol, ¿por qué no proteges tus ojos?

Pide siempre tus lentes polarizadas con Crizal Sun UV, de esta forma protegerás tus ojos de los rayos UV con Factor de Protección Solar para los Ojos (E-SPF 50+). Y a diferencia de las gafas de sol estándar, también eliminan los deslumbramientos, permitiéndote ver con mayor claridad y comodidad al aire libre. Esto es algo que no debes olvidar a la hora de elegir tus próximas gafas de sol.

¿Sabías que?

  • La exposición a los rayos UV puede dar lugar a una degeneración macular asociada a la edad (DMAE) prematura y cataratas.
  • La DMAE es la principal causa (que se puede prevenir) de pérdida de visión severa e irreversible.
  • Las cataratas son la causa nº 1 de ceguera, con 16 millones de personas en todo el mundo; más de 3 millones son probablemente a causa de una exposición excesiva a los rayos UV (1)
  • El 80% de la absorción de UV en los ojos se produce antes de los 18 años (1.
  • Cada año 3 millones de personas se quedan ciegas por la exposición prolongada a los rayos UV.
  • En el mundo, menos del 10% de los usuarios desconocen los peligros de los rayos del sol. Los rayos UV pueden causar malestar a corto plazo (deslumbramientos, imágenes borrosas, inflamación, fotoqueratitis), pero también pueden causar daños irreversibles a largo plazo, como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

    Todo el mundo debe ser consciente de los posibles efectos a largo plazo que el sol tiene en la salud visual, sobre todo teniendo en cuenta los agujeros en la capa de ozono, el aumento de la esperanza de vida y actividades de aire libre que implican la exposición solar prolongada.

    Todo esto significa que necesitamos protegernos del sol a diario. Del mismo modo que protegemos nuestra piel con protector solar, tenemos que proteger nuestros ojos de los rayos solares.

    Algunas enfermedades oculares son a causa del envejecimiento y no se pueden prevenir. Sin embargo, podemos prevenir los daños solares y reducir el efecto del sol en nuestra salud visual, y la mejor solución es la protección con unas lentes de sol.

    (1) Muller A. Rugh R., Protección solar en niños y adolescentes, Point de Vue 56, (2007), 9