Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

La Luz Azul

También llamada luz azul, la luz visible de alta energía (HEV) se refiere a las longitudes de onda de 380 a 500nm.

Debido a su alta energía, la HEV tiene mayor dispersión que otras longitudes de onda del espectro visible, por eso el cielo es azul para nuestros ojos. La luz azul también es emitida por un gran número de fuentes de luz artificial, así como por la luz del sol directa.

¿Por qué es peligrosa para nuestros ojos la HEV?

La luz visible de alta energía, es la parte más energética del espectro de luz visible y por lo tanto puede llevar a la toxicidad de la retina, más aún cuando no se ha bloqueado por filtros fisiológicos como la película lagrimal, la córnea, el cristalino y humor vítreo, excepto cuando se llega a una cierta edad.

No se ha demostrado aún una asociación clínica entre la exposición a la luz azul y la DMAE en los seres humanos. Sin embargo, los daños de las radiaciones HEV sobre la retina han sido ampliamente documentados en los últimos 30 años. El daño observado es el mismo que el daño acumulativo que aparece en la DMAE, lo que sugiere que existe una relación real.

Más vale prevenir que curar

Las lentes con filtro HEV, especialmente si se llevan desde los primeros años de vida, son probablemente eficaces para prevenir el envejecimiento prematuro de la retina. Con la esperanza de vida siempre cada vez más alta, una atracción cada vez mayor a las zonas cálidas y soleadas, el desarrollo del ocio al aire libre y el agotamiento de la capa de ozono; el uso de estas lentes deben tenerse muy en cuenta, teniendo en cuenta que no tienen riesgos, son fáciles y asequibles para todos.

Leer más acerca de los riesgos asociados a la luz azul (Inglés)